Una procesión de ordenadores aterrizó en la tierra.

::::: 1988, ISAAC ASIMOV ::::
"Una vez que tengamos conexiones de computadoras en cada casa, cada una de ellas conectadas a enormes bibliotecas, entonces todo el mundo disfrutará aprendiendo. Hoy en día lo que las personas llaman aprendizaje, es algo impuesto. A través de las máquinas, por primera vez, seremos capaces de tener una relación "uno a uno". Todo el mundo con su propio maestro con acceso a todos los conocimientos acumulados de la especie humana. El alumno podrá ser el único que dictará qué es lo que va a aprender, y eso no es lo único que va a hacer, buscará lo divertido de la vida, que consiste en seguir su propia vocación. Y esto no es sólo para los jóvenes, ése es otro problema que estamos teniendo con la educación, se piensa que la educación es algo que tiene un final. Y lo que es más importante, al terminar esta etapa se considera un pasaje a la madurez: ya terminé la escuela, ya no soy un niño. Por lo tanto, todo lo que te recuerda a la escuela, como leer libros, tener ideas, hacer preguntas, se convierte en cosa de niños. Como eres un adulto ya no haces ese tipo de cosas. La escuela como prisión hace que mucha gente busque no seguir estudiando, y les da vergüenza volver a estudiar. Pero si tienes algo como esto (una futura conexión a una base de datos inacabable), entonces todo el mundo, a cualquier edad, puede aprender por sí mismo, puede seguir interesándose por las cosas. Si disfrutas aprendiendo no hay motivo para dejar de hacerlo si tienes determinada edad. Las personas no dejan de hacer cosas que le gustan, no dejas de jugar al tenis por el hecho de tener 40 años, no dejas de tener sexo ni de hacer otras cosas que te gustan. El aprendizaje debería funcionar de la misma manera."

Comentarios

Entradas populares