Madonna Vs fanatismo religioso

Existe ahora un mayor conocimiento de ese cada vez más eclesiástico lado oscuro, tanto que ahora ir de anti-papa puede quedar muy cool; hace veinte años tener a la iglesia pendiente de tu ass era una publicidad que podia pagarse muy cara, los países más radicales no dudaron en bautizar a Maddy como hija de satanás y hacer fogatas con su imagen. Madonna, tan creyente como juguetona en sus manifestaciones religiosas, nos dejó muy claro que tener fe era compatible con la necesidad de transgredir esas leyes inventadas en nombre de una figura que la única ley que nos dejó fue la de amarnos unos a otros. Donde la mayoría sólo advirtió provocación y marketing, algunos, además de advertir lo evidente, fuimos conmocionados testigos de cómo la libertad adquiría tintes sagrados sobre un escenario.


"Like a Virgin" versión 1990.



Tras los "avisos" que Madonna recibe en 1990 por parte de la iglesia, ésta se toma la santa molestia de explicarse en un discurso que aparece en el documental EN LA CAMA CON MADONNA, editado con su balada más emotiva y maravillosa "Live To Tell"; actuación que simboliza la culpabilidad católica y la necesidad de conectar espiritualmente tras la masturbación de momentos antes. Esta bacanal de inspiración está recogido, aparte de en el documental, en el DVD BLOND AMBITION TOUR, material que todo buen coleccionista de grandes obras de arte debería poseer.





Entradas populares