AMELIA: la arruga sin pretensiones

Somos tan defectuosos como para pasar del elogio de la arruga a los milagros del Cambio Radical. Tan absorta como puede estarlo cualquiera que viva este presente, donde los pensamientos motivadores tardan años en construirse y décadas en interiorizarse, pero los resultados más tangibles son recetas listas para materializar en unas horas de quirófano con todo un ejército a nuestra disposición.

Desde un punto de vista evolutivo sería lógico que el hombre ejerciera su poder para envejecer cada vez menos y mejor, por otro lado lo natural es que el hombre no manipule su propia naturaleza ¿Es por ello la arruga bella? No, no hay placer visual en el deterioro, en la muerte de la firmeza, de la frescura, de lo que irá poco a poco encerrándose y plegándose sobre sí mismo.
 Lo que no quiere decir que no podamos tener la capacidad de interpretar la realidad como más nos convenga y sacar ventajas hasta de lo negativo, un don que trasciende en mucho a la propia belleza.

Pero la arruga sigue siendo fea, sólo tienes que preguntárselo a un niño o a un borracho.

Maria Amelia es posiblemente la blogger más anciana del mundo, y no pierde la oportunidad, trate de lo que trate su post, de gritar que sus arrugas no pretenden ser bellas. Leyendo su blog y escuchando sus vídeos he descubierto la torpeza que supone dar por hecho que lo viejo se hace a sí mismo, cuando normalmente el viejo no entiende su propia vejez, huye del espejo y recuerda en demasiadas ocasiones que él fue otro que dejó de hablarse con el convertido. Maria Amelia se entusiasma con la fantasía de retroceder en el tiempo, una vitalidad que no deja de ser aterradora, que te lleva a imaginar lo difícil que debe ser estar pletórico mentalmente mientras tu cuerpo va dejando de responderte, paulatinamente o dando menos tregua, pero siempre hacia abajo. Maria Amelia tiene el encanto del lúcido encabronao cuando además las buenas experiencias emotivas a lo largo de tantos años educan y apaciguan ese encabronamiento. No hay nada peor que un anciano sin amor, sin ese bastón después de toda una vida de puteos varios. Porque lo que está claro es que, te guste tu arruga más o menos, tengas o no el don de la "interpretación", lo que más va a importar para que a cierta edad tu cabeza rule tanto como para cuestionar las cosas es que los que tienes cerca te cuiden y te quieran. Es por eso que Maria Amelia aún da guerra, es por eso que estás a tiempo de conocerla.





Giovanna dijo:

Mi muy querida María Amelia: Me has emcionado hasta las lágrimas. Tu página me la mandó una amiga que vive en Ginebra.

Soy Giovanna... tengo 79 años.. después de entrar en pánico.. mi Psquiatra me aconsejó que mi mente la ocupara en lo que me gustara... empecé a usar la comp.. solo sabía escribir a máquina... de a poco con libros que he comprado empecé a estudiar sola... me gusta hacer mensajes de paz... busco paisajes.. trabajo con photoshop... me hace muy felíz.

Lo que te mando lo hice con mucho respeto y cariño.
DE Argentina (Buenos Aires) TE SALUDAN muchos amigos que compartieron eL reportaje que te hicieron..

Soy Ciudadana Italiana.. la canción que te mando la cantaba siempre... ahora estoy bastante mal de salud... pero sigo adelante con fe y agradeciendo a Dios cada día de mi vida.

Giovanna

Rosa dijo:

Hola Sra Maria Amelia; Que tal como se encuentra?

Una servidora tambien soy una mujer mayor o sea tengo 81 años y tambien tengo ordenador, y por la revista PRONTO lei su pograma WEB y la verdad me llamó la atención porque a nuestra edad no es corriente encontrar personas que esten dispuestas o no se atreven o no se capaces con el ordenador.

A mi, creo que me pasa como usted me sirve algo de distraccion, ya que tengo y paso problemas en mi casa. Estaria encantada de saludarla y si usted quisiera podriamos mandarnos algun correo.
Le saludo cariñosamente y reciba mi mas sincera amistad

ROSA

María Amelia dice:

Giovanna y Rosa, a todas nos recomiendan esto. No hay mejor que ejercitar el cerebro. Pasarlo bien, y leer esos libros que tú lees y hacer estos trabajos tan bonitos. Porque estas fotografías son preciosas. Aquí estoy favorecida...si me ves ahora, he perdido 9 kilos.

Tienes ya edad, pero claro, no la tienes como la mía, la mía es muy avanzada. Yo a veces me olvido de las cosas. Me sacaste bárbaramente en las fotografías.

Todos los viejos deberían de espabilarse. Os digo a todos los ancianos que espabiléis. Ya veis yo con este dolor que tengo, tengo humor y hablo con la gente. Y esta señora que estuvo enferma de los nervios, ¡cómo se espabiló!. Hablando por Internet, ¿vosotros por qué no hablais por Internet?, que os distráe. No habrá un amigo o una amiga que te teclee.

Los que están en las residencias bien os pueden dar un Internet y una que lo sepa manejar que le enseñe a una y ya sirve para todas. Y cada una decía sus ideales en Internet. Cada una con su blog. Pero no os animáis, nada más que hacéis tomar la pastilla y dormir en los sillones.

¡Noooo!. No tomarla

Y salir. Aunque no sea mucho se sale a la calle, a ver ambiente distinto. Ser valientes. Internet entretiene mucho y recibís cariño de todo el mundo.

Internet es el mejor médico. Yo cuando estoy hablando con las de Internet parece que tengo a una persona a mi lado. Y cuando veo las fotografías que me mandan y que me hacen, no os podeis dar idea la alegría que tengo. Ya ves, hoy, que no puedo con mi alma de dolor, aun quiero hablar en Internet. Hago esa fuerza de voluntad para que el cerebro no se duerma, esté despierto.

Y vosotros no tomar esas pastillas que os dan, que quedáis dormidas y no discurrís después.

Así que os recomiendo internet a todos los ancianos, y a los que no son ancianos. Porque esto es un profesor, aprendes lo que quieres, buscas lo que te dé la gana, nadie te estorba, puedes decir lo que quieres, esto es una preciosidad. Pero, claro, no os explican. Vosotras a veces como no os explican lo que hay en esta vida, os tienen alejadas, a un lado...y que te vaya bien.

¿Qué trabajo les cuesta entre todos los familiares comprarle un Internet?. Para que sirva de distracción. Mira que yo ahora estoy viendo las fotografías que me mandó esa señora, que es una verdadera preciosidad.

Decirle que esto fue un cambio, que ahora tenemos esto, hacerlas vivir...que no las hacéis vivir. Decirle mira abuela o mamá, pasa esto, esto es moderno, esto es tal... a nosotros nos distrae esas conversaciones, no somos un 0 a la izquierda.

Tu que sabes, tú que sabes,...yo tengo el "Tú que sabes" aquí en la cabeza. Creen que somos tontas, pero no. A veces, callamos, observamos... pero de tontas nada.

Yo os digo: Pastillas no tomar, no quedar dormidas.

Comentarios

  1. Me las pido a todas de abuelas, que no he tenido casi ... y ojAla !! mi madre se animara ... con esta medicina ...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Popular Posts