AMAR AL GATO

Ya desisto de comprarle camas de peluche anunciadas como el paraíso mullido. 
Maddy, a pesar de sus 15 años, prefiere la rigidez de mi longeva mochila de Ágata Ruiz de la Prada, que se mantiene intacta a pesar de tener más años aún que Maddy. Es mejor poquito y bueno.

La calidad en los objetos, como en las relaciones, ya a medio plazo sale rentable.

Hasta tal punto lo sabe que está convencido de que es de su talla y que puede hacer la rosquilla sobre ella como cuando era bebé, le sobra medio cuerpo y cola entera; a los animales también les funciona el autoengaño cuando de apegos se trata.

Maddy, escasos milagros, la fortaleza que guía hacia lo felino me ha guiado hacia la mía propia. 
Compadezco de corazón a quien muera sin conocer este bello absoluto de amar al gato. 









♒♒♒
💫CONTACTO  💫
🐚 TIENDA | SHOP 🐚 
♒♒♒





Comentarios

Entradas populares