Muro de la Sal, otra Descabopalización más en Cabo de Palos

El verdadero Muro de La Sal no es un bar, por lo que es fácil de derribar. 


Junto a la masificacióm hormigonera, que con "tan buena lógica" cuaja con derribar lo que se dispuso legalmente hace mil temporadas.., me complace presentaros este nuevo concepto que tan flipad@s nos tiene: 

LA DESCABOPALIZACIÓN
que el ritmo no pare.

Es la zona junto al Muro de la Sal el próximo objetivo para la descabopalización del pueblo, un término que me podéis acusar de inventar a mi antojo pero que resume innumerables hachazos al medio: pretensión de convertir un maravilloso lugar en su opuesto en tiempo récord.

Existe un proyecto en espera de recibir abo
no que podría acabar con el Muro de la Sal (leer noticia aquí) y su trabajosa historia conectada a las salinas de Marchamalo. 
 Incluiría área de esparcimiento con explanada, quioscos, mirador, plataformas y gradas. 
Se trata de un proyecto que, en principio, no tiene que ver con la creación de un restaurante frente a la lonja y la playa del Salero.



Las gradas pueden ser muy atractivas para botellones y esparcimiento de basura diversa, 
pues nos caracterizamos por carecer de operarios de limpieza, seguridad, efectivos policiales y sanciones por fiestones, destrozos y pelotazo masivo en la vía pública, es decir, 
sanciones en lo elemental. 
Y no de forma puntual, aunque el botellón sea un fenómeno moderno que agrava la caótica gestión administrativa, justito de servicios estuvo el Cabo siempre, mucho antes de que Manolo Escobar y Julio Iglesias descubrieran el maltratado paraíso.

Pero se iba llevando, en lugar de 40.000 éramos cuatrocientos gatos; y aunque había más y mejor fiesta que ahora y con horarios tan salvajes como para denominarse "desfase Destroy", era cultura de clubbing en la que tu libertad se ejercía dentro de sala y no se machacaba por regla general entorno y vecinos.
La música y los grandes y fascinantes locales del Cabo, La Manga y Comunidad Valenciana eran los protagonistas de los 90's. 

 Para que se entienda mejor, ser guay no era ir borracho por la calle dando gritos matutinos, mear en los portales, robar extintores y subirlo a TikTok. 

ERA UN ESPECTÁCULO PARADISIACO
 
Hasta que la pésima y ambiciosa gestión convirtió Cabo de Palos en reclamo de construcción abarrotada. Pero eso no fue lo peor. Lo peor fue que aun cuando el beneficio económico fue constante no hubo ninguna consideración en ningún área, y el abandono llega al extremo que se normaliza no sancionar lo que suele ser sancionable, por lo que acaba siendo además reclamo de  quienes buscan permiso de liada ultraparda. 
Imagen: no es un concierto de Madonna, es un botellón en Marina Center, una de las zonas más afectadas junto al SPAR, EL PALMERAL Y CALA FLORES.

Pero antes de solucionar el lío de montePío vamos a poner gradas, así podemos subirnos y aplaudir desde ellas lo genial que se hace todo. 
💥 Brillante idea 💥 

Los frondosos árboles que  incluye la imagen del proyecto deben parecerle puro metaverso al ayuntamiento. 
Ni siquiera existe servicio mínimo de jardinería/zonas verdes EN TODO EL CABO, y son algunos vecinos quienes se encargan de adecentarlo.

Los entes que se encargan de vaciar la mayoría de papeleras y barrer sus calles se llaman VIENTO DE LEVANTE y VIENTO DE LEBECHE, muy enrollaos, arrastrando en soplos la basura al mar se ahorra en contratación. 

 
Cualquiera que lleve aquí dos temporales sabe que es más probable darle los buenos días a un Mero Andante que a un barrendero. 
Educado, agradecido y con una envidiable disposición a quitarnos basura bajo 45 grados, este tipo de currantes merecen mantener su contrato cuando las temperaturas y condiciones son menos extremas. Por dignidad laboral y por necesidad del cabo.

En estas fechas ni Mario existe. Nadie, nobody, sólo los vientos operan. 

 Hay tanto servicio básico sin cubrir que la imagen guay que pretenda dar cualquier proyecto que no considere la sostenibilidad de este pueblo será más lisérgica que la ruta del bakalao. 


En un pueblo masificado y sucio hasta el abandono,  cabe preguntarse por otra nueva construcción, en espacio portuario y a pie de acantilado.

  De permitise tal restaurante, cualquiera que sea el proyecto que anteriormente se vino anunciando (no vinculado a este particular, sino financiado con pellizco de fondos europeos) favorecería por ubicación al concedido hostelero. 
O puede que más de uno. 

Y digo solo puede. 
Que las palabras hay que medirlas bien, que para el desfase ya están los hechos.
¿No existe un tope de nuevas costrucciones hosteleras para un litoral tan diminuto? Contamos con más metros de mantel que de costa.
Con lo que hay ya vamos bien servidos, gracias.

Hostelería con precios de restaurante pero con "ética" de chiringuito, pues basta que los llamemos chiringuis para que toda la basura vertida al mar sea más legal.

Por si ello fuera poco se pretende diseñar el desastre de manera que el acantilado hermanado con el Muro (EL CANTO GORDO o playa del Salero) sea abducido por el restaurante. 
¿Por qué limitarse a ocupar un extenso espacio en un humilde puerto si puedes también agenciarte su playuki?

EL CANTO GORDO con su pequeña playa y su generosa roca es, además de zona de BAÑO, zona de paseo por los acantilados, plataforma y mirador natural, y entrada/salida de actividades deportivas de particulares por ser el acceso más bajo de las rocas de lebeche. 
No es la zona más transitada, pues queda semioculta por el aparcamiento y no tiene un acceso cómodo ni apto a todos los públicos, cierto, pero eso no da licencia para echarte una playa a la saca. 
Las rocas son una alternativa cuando la playa de levante está cada verano más masificada, conceder este espacio a una empresa empeora la situación ya de por sí insostenible.


¿Al estar la playa del Canto Gordo dentro del DP PORTUARIO se concede la zona de baño al restaurante? ¿De forma sutil o de forma flipante?

D O M I N I O  P Ú B L I  C O 
 P O R T U A R I O abarcando playa.
Señalización restaurante


Esta playa pudo vincularse al trabajo en salinas y pesca, algo que ya es interesante y bonita historia. 
Sin deslinde (ley de costas de 1988/modificación de 2013) y permitida la construcción se daría un aprovechamiento de una zona de duro trabajo de antaño para explotación particular con cala privada.
Y en perjuicio de las necesidades de distribución de cualquier zona masificada. Por legal que pueda ser el permiso de disparar. 

Ya sabemos que a las administraciones les parece obsceno encontrar un metro en el Cabo el cual esté exento de algún tipo de contribución. 
Por ello debe de parecerles de lo más escandaloso ver el viejo y resiliente muro ahí solico, desaprovechado, malgastando tiempo y dinero mirando al mar.
Se trata de esa ambición tan poco inteligente de dejar sin personalidad lo que se explota precisamente por su identidad, que hasta sin faro quisieron dejarnos. 
¿Cómo vender Cabo de Palos cuando estar aquí sea igual que estar en cualquier otro vulgar sitio? 
La Reserva Marina no da para tanto, no puede ni debe disimular el destrozo de la tierra. 
El restaurante se situaría frente a la lonja, entre las oficinas de la Reserva y el acantilado.
Cinismo a la deriva.

Mientras se destruye lo poco rentable para reconstruir rentabilidad, no pocos vecinos viven amenazados por la demolición de sus casas by ley de costas, algunas de estas construcciones son preciosos signos identificativos de nuestro pueblo, eliminarlas no sólo no salva nada sino que descabopaliza y, en no pocas de esas zonas supuestamente intocables, una especulación futura cabría.


Es el mar mediterráneo el más contaminado de microplásticos del mundo, siendo las cotidianas y billonarias colillas el contaminante más presente, éstas además se convierten en microplásticos en su descomposición. Y sin embargo no sólo no existen medidas que protejan playas y mares del grave peligro de los microplásticos en el medio y luego en nuestro organismo a través del consumo de peces, sino que no se sancionan aquello que más las generan,  concentraciones masivas e ilegales a pie de playa, botellódromos y fiestas motomami on the beach.


Pero vamos a proteger nuestra costa tirando viviendas con más de medio siglo, a la vez que enladrillamos el brillo
del DESCARGADOR
 y MURO DE LA SAL.
Que hay que resarcirse, 
lo de salvar EL FARO 
hizo su pupa.

Demasiada gente mirando para otro lado mientras su negocio siga funcionando. Sin plantearse que de éxito también se palma por ambición mongola, y el ejemplo lo tenemos al lado, adosado con nuestro querido Mar Menor, al que le debemos el nombre de Palus (laguna) y del que deberíamos aprender a no repetir desastre.

Para crear resistencia, si el amor y respeto por la naturaleza no te resulta suficiente, mira el robo que a tu propia inversión supone el destrozo de un entorno.
MIRA LO QUE UN DÍA PAGASTE POR VIVIENDA O LOCAL, Y LO QUE HAY QUE SEGUIR PAGANDO junto a impuestos a cambio de servicios inexistentes y de aceptar que un entorno se arrase hasta irreconocible.

Los altos IBIS y mantenimientos que pagamos los propietarios deben garantizarnos al menos que la propiedad adquirida sigue estando en la ubicación donde se adquirió, que no se teletransporte a otra dimensión desprovista de todo menos de despotismo; no levantarnos una mañana, asomar la crisma y no saber ni donde estamos... sí, me parece recordar que vivo/veraneo en Cabo de Palos, voy a ver si  encuentro a alguien que me lo confirme.

No soy una afectada de  viviendas o negocios cercanos al restaurante ni de las viviendas amenazadas por demolición, ningún familiar
 lo es, no defiendo intereses, por extraño que parezca 
(sobre todo aquí), 
me mueve el amor por este lugar y el sentido de justicia, cuyo precio también está por las nubes.

Y no soy la única.
Somos familias que amamos este pueblo y su historia, que nos ponemos en la piel de quienes han trabajado duro para tener lo que tienen, y encontramos pesadillesco ser víctima de un doble rasero que hace y deshace en un suelo donde realmente nunca se ha protegido nada.

Los que apoyamos a los vecinos afectados somos tan defensores del medio ambiente o más que quienes apoyan alegremente el derribo de propiedades ajenas, con la diferencia de que distinguimos entre proteccionismo y envidia-baratija.
Ya saben, la de aquéllos que no están implicados en ninguna causa, aquéllos cuyo lema de voluntariado parado y activismo desactivado se resume en un "Si yo no puedo permitírmelo, tú tampoco."

Son el Muro y sus rocas el primer y último resquicio de paz que queda del pueblo apaleado, disimulad lo suficiente como para dejar vivas al menos las piedras de sal.
Deformando y bufando tanto los intereses a la gallina no le va a quedar ni el nombre dorado.


Protejamos el medio de verdad, pongamos en valor la coherencia y dejemos de descabopalizarnos en tan agresivas contradicciones.

_
ACTUALIZ NOVIEMBRE: 
💢En espera de conocer detalles sobre la sustitución del proyecto (UE) del MURO DE LA SAL por otro menos invasivo, menos FantastiC.  
💢Concentración 12 noviembre, 11:00 a.m, contra la ocupación del restaurante a pie de acantilado.





Pd: No doy permiso ni CONCEDO a ningún particular ni periódico digital el copieteo total o parcial de mis textos sin mencionar autoría como ya ocurrió en su día 😎
Sí agradezco y mucho compartir y enlazar su difusión. 
🌊🕶🌊


ENLACES RELACIONADOS/ASPECTOS LEGALES:






Foto de álbum familiar, comunión de mis tíos JuanaMari, Pilar y Antonio Ramón. Al fondo, El Muro de la SaL.







♒♒♒
♒♒♒








Comentarios

  1. Brava Raquela 👏👏😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentad con vuestra cuenta Google, a fin de q no parezca q me aplaudo yo "de forma anónima" 🤣🤣🤣🤣

      Eliminar
  2. No se puede decir más claro,nos quieren destrozar el pueblo,esto no es Benidor y queremos qué en la medida de lo posible siga así ,té felicito por tocar varios temas qué tienen qué resolverse por qué los que somos nativos de aquí esto nos hace mucha pupa

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena, nunca mejor expuesto el abandono total de nuestro pueblo, vendido al dios hostelero.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo cabo de palos no es para avasallar lo mas,es nuestro pueblo,ya está bien de que los políticos vendan nuestro suelo sin consultar ,ni conservar,ni cuidar, impuestos si cobran,pero servicios ninguno,impidanos lo como hicimos con nuestro faro

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares