Joker, mi vuelta a la bendita ficción

Hace tres meses fui por primera vez al cine después de año y medio sin poder hacer algo tan sencillo y a la vez enriquecedor como entrar a una sala a disfrutar arte.
JOKER fue la primera película que vi rodeada de personas que, si bien se emocionarían con la historia, dudo que se adentraran con las vísceras tal como lo experimenté yo. Aquel personaje bailaba su infierno aparentemente enmascarado, una máscara de carne experimentada y con sello: Phoenix, 
de ave sin alas y sin hermano, la realidad maldita que supera las bendiciones de la ficción.

La reseña que hice ese mes de noviembre, a la vez que me sirvió para volver a observar la pantalla grande, me sirvió para regresar a mi blog.









Comentarios

Entradas populares